En esta rama, la cocina es el laboratorio y al mismo tiempo el taller donde se fraguan experimentos (investigados hasta la médula); y hechos. La alquimia de sabores y aromas, no siempre garantizan el buen gusto al paladar. También hay que razonar sobre las propiedades dietéticas y/o nutricionales de los productos. Someter cada cosa a un ensayo para re- interpretar sus valores. Pero al mismo tiempo sostener lo que dicen el público en cuestiones de paladar.

De aquí que, usar la cocina como el taller creativo gastronómico, significa también el equilibrio de sabor y la cromática en el desarrollo y producción de un simple plato que puede dejarnos con la boca abierta.

gazpacho en proceso...tomas fotográficas y registro

Gazpacho fusión..